Los 12 Hábitos De La Alta Productividad: Un Sistema de Alto Rendimiento

 

Antes de que empieces a practicar y diseñar nuevos hábitos quiero que seas consciente de lo que haces y la mejor forma de hacerlo es haciéndose la siguiente pregunta:

¿Este hábito hará una diferencia o cambiará mi vida?

Un buen hábito por sí solo no suele hacer una gran diferencia, es cuando los juntas que se convierten en un sistema cada vez más confiable hacia tu éxito personal. 

Los 12 hábitos de la alta productividad.png
 

No Obstante, elegir los hábitos que generan un mayor impacto en tu vida puede hacer el proceso mucho más rápido.

1. Diseñar Rutinas

Diseñar rutinas es de los principales hábitos de la alta productividad. Una rutina es el elemento que le da estructura a tus días y que hace que tengan sentido para ti.

Uno de los principales beneficios de darle estructura a tu día es que elimina la constante necesidad de planear y organizar varios detalles de tu día. La estructura provee dirección lo que te permite actuar en vez de tener que quedarse quieto por análisis-parálisis.

2. Salud  Física y Mental

En su libro “El líder sin cargo”, Robin Sharma decía: La salud es como el poste de una tienda de campaña, eleva todo lo demás.

Si no cuidas tu salud eventualmente no podrás hacer nada de lo que quieres ni disfrutar de lo que has logrado. La salud es algo que solemos dar por sentado y cuando la pierdes inviertes el resto de tu tiempo y dinero tratando de recuperarla.

3. Descansar se trata de descansar

Cuando estas descansando es a descansar, no a revisar tus redes sociales ni siquiera leer, si estás en un momento de descanso dedícate a relajarte y a rejuvenecerte.

Descansar sin distracciones te ayuda a internalizar tu trabajo, organizar tus ideas y restaurar tu atención, pero si lo haces con tu teléfono en la mano lo más probable es que termines más fatigado.

4. Hacer lo más importante primero

Una persona tiene mucho más autocontrol y poder de voluntad justo después de levantarse que en cualquier otro momento del día por lo que es importante tomar ventaja de este aumento en la productividad para tus actividades más importantes del día.

Ten en cuenta que no te dije “Haz lo más difícil primero”. A veces lo más difícil es lo más importante, a veces no. Pregúntate ¿Qué es aquello que más impacto puede generar en mi productividad el día de hoy? Y hazlo.

5. Reclamar cada segundo del día

No puedes conformarte haciendo lo más importante primero sino que debes seguir aprovechando cada segundo que tengas durante el día. Si ya tomaste el control de 2 horas de tu día con lo más importante que debías hacer, reclama el resto, esta es la forma en la que pasas al siguiente nivel.

6. Pensar en grande

Tus prioridades siempre van a depender de tu visión, y pensar en grande es uno de los primeros factores que te van a permitir recalibrar tu brújula y enfocarla hacia tus acciones de más alto valor.

7. Tomar acción masiva

Pensar en grande, seguir tus objetivos más ambiciosos requieren no sólo libertad para seguir tu propio camino sino que eleves tus acciones al mismo nivel que tus objetivos.

Si tu nivel actual acción te trajo hasta acá no te llevará hasta donde vas, tienes que subir de nivel.

No, no todo es pensar en grande, pensar positivo y esperar siempre lo mejor, tienes que tomar acción una y otra vez, tendrás que hacer el ridículo mas que solo un par de veces, tendrás que parecerle un loco a la mitad de tus conocidos y recibir varios sermones, pero cuando sientas eso, puede que sea porque vas por el camino que es.

8. Aduéñate de tus resultados

Planear puede darte la dirección que necesitas pero el objetivo de la productividad personal no es administrar el tiempo ni planear, es producir y para ello tienes que ser consciente del resultado que debes obtener e ir y obtenerlo.

Adueñarse del resultado significa tomar responsabilidad por lo que va a suceder, si sucede es porque lo hiciste suceder, sino es porque no tomaste la acción necesaria.

9. Enfrenta tus miedos

Los sueños más grandes se esconden detrás de muchos temores, cada vez que quieres lograr un resultado diferente tienes que ser alguien diferente y tomar acción a un nivel diferente.

Las acciones de mayor valor para tu crecimiento personal y de negocios suelen ser las acciones que más tienes miedo de tomar.

10. Reta tus supuestos

Nuestros supuestos sobre cómo funciona el mundo, la vida y los negocios es lo que le da forma a nuestra propia realidad, pero los resultados diferentes e innovadores se esconden detrás de lo no convencional, tienes que empezar a retar las reglas que rigen tu contexto para poder encontrar formas diferentes de actuar.

11. Estar presente

El único momento en el que puedes hacer algo al respecto es ahora mismo y sin embargo nos la pasamos viajando en el tiempo arrepintiéndonos de lo que ya pasó y pasando mucho tiempo con lo que puede suceder, pero el único momento en el que tienes el poder de cambiarlo todo es ahora mismo.

Cuando estás completamente en este momento todo lo que te preocupa y todo lo que te molesta pasa a un segundo plano para que puedas enfocarte en producir a altos niveles.

12. Automatiza todo lo posible

Tanto en tu negocio como en tu vida hay cosas que pueden ser automatizadas o sistematizadas para que no tengas que hacerlas una y otra vez.

La tecnología nos permite automatizar muchas tareas y todo lo que no puedas automatizar por completo puedes integrarlo a un sistema que te permita encargarte de ello más fácilmente.

La automatización es una de las claves para que puedas ser productivo donde realmente lo necesitas.

¿Cómo puedes automatizar esa tarea que tienes que hacer todos los días, o cada semana?