Cómo Gestionar Tus Distracciones y Tu Atención en 3 Simples Pasos

 
CÓMO GESTIONAR TUS DISTRACCIONES Y TU ATENCIÓN EN 3 SIMPLES PASOS.png

 

El poder de la productividad personal radica principalmente en la simplicidad:

Elige lo más importante que debes hacer y ejecútalo sin distracciones… decir que vas a hacer y hacerlo.

Pero en la actualidad parece ser todo un reto reducirnos hasta esas condiciones.

 

Cuando trabajo frente a mi computador suelo usar una chaqueta con capucha… siento que me enfoca únicamente en la pantalla, así como las anteojeras de un caballo solo le permiten ver lo que tiene justo en frente.

Sin embargo de nada sirve si antes no silencio mi celular y elimino toda probabilidad de que una notificación o de que alguien más me distraiga. (así que uso audífonos y escucho música, si es verdaderamente importante se atreverán a sacarme de mi estado de concentración, sino se rendirán fácilmente).

Un Búnker

Si, en algunas ocasiones tienes que volver tu espacio de trabajo un búnker preparado para repeler todo lo que puede distraerte de lo verdaderamente importante.

Tienes que volver tu espacio de trabajo un búnker preparado para repeler todo lo que puede distraerte de lo verdaderamente importante.

Tu atención es uno de los recursos más valiosos que tienes y entre menos cosas te la quiten, más capacidad tendrás para enfocarte en lo que debes hacer.

Si realmente consideras que lo que haces es importante, sacrificaras los mensajes que recibas y las llamadas que te hagan, tus actualizaciones de Facebook, tu sabes…

¿Que es bueno siempre tener el celular a la mano en caso de una emergencia? Puede que te la pases esperando esa emergencia toda la vida mi amigo.

Así que voy a enseñarte como configurar tu espacio de trabajo para hacer tu vida menos caótica y tus resultados mucho más predecibles:

0. Limpia Tu Desorden Mental

Tus distracciones empiezan con lo que tienes en tu cabeza, así que tu primer trabajo es tomar una hoja de papel y escribir todo lo que te molesta en este momento.

  • ¿Qué me molesta en este momento?
  • ¿Qué cosas tengo incompletas y me preocupan?
  • ¿Qué es aquello que aparece cuando cierro mis ojos en la noche antes de dormir?
  • ¿Qué acciones tengo miedo de tomar?

Todo lo que esta divagando en tu mente porque tu no te has encargado de ello funciona como una fuga de energía emocional. Escribirlo en el papel o en tu lista de tareas es una forma de darle a tu mente tranquilidad antes de empezar tu día.

1. Define Tus Prioridades

Si al inicio de tu jornada de trabajo no tienes claridad sobre que es lo que deberías hacer, sobre que es lo más importante en lo que deberías estar trabajando, lo más probable es que todo tu día se mantenga en modo pregunta.

Lo primero que debes hacer entonces es identificar las actividades de mayor valor para tu día.

¿Qué es lo que debe quedar listo hoy si o si?

2. Prepara Tu Búnker

  • Remueve distracciones visuales: Si tienes muchas cosas en tu escritorio, no importa si son adornos o cosas de las que te tengas que encargar en algún momento (como documentos), funcionan como una fuente de distracción.

    Si vas a tener algo en tu escritorio que sea para recordarte que tienes que permanecer enfocado y motivado, unas frases motivacionales y empoderantes funcionan muy bien.

    Tienes que ser muy consiente de que cosas están acaparando tu atención. Donde esta tu atención esta tu poder y si pones tu atención en lo que no debes hacer pierdes.
     
  • Lleva provisiones: Asegúrate de tener todo lo que necesitas para trabajar enfocadamente, los recursos y el material que necesites para trabajar así como algunos snacks y agua, así evitaras tener que salir de tu sitio de trabajo a conseguirlos.
     
  • Limpia el escritorio de tu computadora:  Mantén la pantalla de inicio de tu computador limpia, no mantengas archivos, es lo mismo que cuando dejas documentos en tu sitio de trabajo, son una distracción y cada vez que los veas vas a sentir que tienes algo pendiente y te vas a distraer. No los dejes a la vista solo porque no te hayas encargado de ellos, en vez de ello, ingrésalos a tu lista de tareas y dales una fecha de terminación.

3. Protege Tu Tiempo

El único que sabe que tus tareas deben hacerse eres tu, el resto del mundo no lo sabe y no es responsable por ello, tu si. Tienes que ser consciente que todo lo que no sea hacer lo que deberías estar haciendo es una distracción.

Casi todas las distracciones que recibes día a día son controlables de alguna u otra forma, 

Elimina Bombas de Tiempo

  • Apaga las notificaciones del celular: Si cada 3 minutos recibes una notificación de tus redes sociales o mensajería instantánea y tu la ves… tomes el celular o no ya te distrajiste, ya saliste de tu estado de concentración y has perdido tiempo valioso!

    Elimina todas las notificaciones y empieza a producir.
     
  • Lee correos electrónicos 1 o 2 veces al día: Uno de los mejores hábitos de productividad que me han dado ha sido el de no leer mi correo electrónico en las primeras horas de la mañana.

    Cuando lees un correo electrónico estas delegando tu tiempo al ritmo de la agenda de los demás. Léelos una o dos veces al día y no los abras en el momento en el que los recibes.
     
  • Interrupciones intencionales: estamos tan acostumbrados a ser interrumpidos que cuando no nos interrumpen nos interrumpimos nosotros mismos. Agarramos el celular y revisamos nuestras redes sociales, Whatsapp, abrimos una pestaña del navegador y empezamos a navegar la internet en automático sin notarlo. 5 minutos después te das cuenta de que no sabes como terminaste allí y estas completamente desenfocado.

    Personalmente utilizo SelfControl, una aplicación que me permite bloquear el acceso a las páginas que yo elija por un periodo de tiempo y no tengo posibilidad de retractarme, es genial, así reinicie el computador o cierre la aplicación no puedo acceder a esas paginas sino hasta que se cumpla el tiempo.

    Así que cuando me distraigo en automático y abro una página que se que visito sin darme cuenta y no carga… reacciono rápidamente ante la distracción y vuelvo a enfocarme. (al principio también me sentía mal pero se me pasaba)

Programa Tus Distracciones

No se trata de eliminar tus distracciones por completo sino de asignarlas a un espacio de tiempo donde puedas atenderlas efectivamente.

Así como programas tus actividades diarias, programa también un espacio de tiempo en el que vas a dedicarte únicamente a tus distracciones: revisa tu correo electrónico, revisa tus redes sociales, habla por Whatsapp, llama a un amigo, come un snack, surfea la internet.

Así como programas tus actividades diarias, programa también un espacio de tiempo en el que vas a dedicarte únicamente a tus distracciones
— Diego Gómez

En mi caso, solo reviso mi correo electrónico después de las 12 del día y cuando lo hago le dedico tiempo a varias de mis distracciones.

Cuando sabes que tienes un espacio definido para ello tu mente no te molestara tanto por el deseo de distraerse, bueno, al principio es difícil acostumbrarse, pero si haces el experimento por una semana notaras una gran diferencia.

Comunica Tu Indisponibilidad

Que requieras estar enfocado sin distracciones no significa que los demás lo sepan, así que comunícaselo a las personas con las que trabajas o a tu familia si es que trabajas en tu casa. Déjales saber que no vas a estar disponible durante un periodo de tiempo.

Igual en tu Whatsapp, si tienes clientes o personas que se comunican contigo por cuestiones laborales, empieza a definir un horario en el que estas disponible. Es un cambio drástico pero cambia por completo la forma en la que trabajas.

Cuando haces respetar tu tiempo los demás empezaran a sentir que tu tiempo vale mucho más.
— Diego Gómez

Cuando haces respetar tu tiempo los demás empezaran a sentir que tu tiempo vale mucho más, pero para ello primero debes perder el miedo a lo que los demás pensarán de ti. 

¿De que forma manejas tu tus distracciones? Comenta!