Cómo Hackear Tu Mente Para Alcanzar Lo Que Quieres

 

 

¿Alguna vez te preguntaste cómo sería cambiar cómo te sientes ahora mismo para empezar a sentirte decidido, emocionado, energizado y con la certeza de que lo que quieres que suceda va a suceder?… Estoy seguro que si.

Casi todo lo que hacemos en la vida va enfocado a cambiar la forma en la que nos sentimos…

Cómo hackear tu mente.png
 

Se nos hace fácil entrar en estados emocionales negativos de rabia, miedo, frustración y estados que nos hacen sentir que no tenemos los recursos para salir de las circunstancias en las que estamos hasta que nos sentimos abrumados y no somos capaces de ver el siguiente paso.

No obstante, así como se nos facilita entrar en esos estados poco recursivos también existen formas sencillas de entrar a estados que nos permiten ver oportunidades y sentir la energía para seguir adelante...

... aún así, la mayoría de nosotros no tiene idea de como hacerlo efectivamente . Pocas veces ponemos a funcionar nuestra inteligencia para transformar nuestras emociones y para llevarnos a nosotros mismos a estados realmente empoderantes que nos permitan soñar en grande y actuar en grande.

La verdad es esta:

Cómo te sientes ahora mismo definirá  las acciones que vas a tomar en este momento, puedes recurrir a tu fuerza de voluntad pero no puedes depender únicamente de ella pues en el que momento en que tu voluntad falle todo en tu vida se vendrá abajo.

Así que voy a darte una ruta para que puedas acceder a estados de alta rendimiento y creatividad para avanzar rápidamente hacia los resultados que buscas empezando ahora mismo.

Cómo te sientas ahora mismo definirá las acciones que tomes en este momento.

1. Fija Objetivos Fascinantes

Una de las primeras razones por las que empezar a cumplir tus objetivos es cero emocionante es porque los objetivos que te fijas no lo son. Empiezas a trabajar hacia ellos y te das cuenta de que no eran tan grandes como pensabas.

Tenemos la costumbre de subestimar nuestra capacidad para obtener resultados y lograr lo que queremos, así que empieza por fijar objetivos que luzcan imposibles hoy.

Cuando fijas grandes objetivos tu mente permanece motivada, recuerda que tu mente busca soluciones para lo que tu pides, si la enfocas en algo alcanzable eso es lo que vas a obtener, si empiezas con algo imposible encontraras la forma también.

¿Cómo fijar objetivos fascinantes?

Si piensas que pensar en grande es difícil la verdad es que solo tienes que saber multiplicar:

  • ¿Cómo se verían tus objetivos si los multiplicaras por 10 o por 1000?
  • ¿Tienes un lugar al que sueñas ir? ¿por qué no 10?
  • ¿Quieres sacar una patente? ¿por qué no 100?
  • ¿Quieres vender un millón de álbumes? ¿por qué no 10?

¿Que sentirÍas en este momento si tus metas financieras las multiplicas por 10?  

¿Miedo verdad? Pero también emoción y aun así nos enfocamos en el miedo de pensar que está fuera de nuestro alcance en vez enfocarnos en la emoción que nos da considerar la posibilidad de hacerlo realidad.

No te estoy vendiendo un pajazo mental, pensar en grande no es suficiente, tienes que tomar acción en igual medida con tus objetivos o tus sueños se quedarán como simples fantasías.

Y si no te atreves a soñar en grande por miedo a lo que los demás dirán despreocúpate… estás de suerte, porque en esta época todos quieren tener un amigo loco con sueños imposibles (eventualmente te tendrán un poco de miedo y se unirán a ti o te conseguirás mejores amigos).

¿En donde empieza tu camino? Tomando una decisión de verdad.

Para pensar en grande solo tienes que saber multiplicar.

2. Toma Decisiones de Verdad

La mayoría de las personas no entienden completamente lo que significa tomar una decisión de verdad… solo toman decisiones y cambian de parecer rápidamente,

La forma más poderosa de darle forma a nuestra vida es tomando acción y antes de toda acción viene una decisión.

Tomar una decisión de verdad significa comprometerse a crear un resultado y eliminar cualquier otra posibilidad.

La ironía es que si no decides que hacer ahora mismo ya has tomado una decisión: Has elegido ser dirigido por tus circunstancias en vez de ser tú quien tome el control de tu vida y tu destino.

Es muy simple: Si fallas en decidir fallas en vivir la vida que quieres.

¿Por qué no estamos tomando decisiones de verdad?

  1. Miedo a tomar la decisión equivocada: la pregunta no es si vas a equivocarte o no, la pregunta es cómo vas  a hacerlo mejor cuando te equivoques porque con toda seguridad vas a cometer errores. La única forma de tomar mejores decisiones es por medio de la experiencia y la experiencia sólo se adquiere tomando las decisiones incorrectas. Vas a equivocarte así que aprende todo lo que puedas.

  2. Nos preocupamos primero por el cómo: Antes de tomar una decisión de verdad solemos invertir mucho tiempo pensando en cómo lo vamos a hacer, nos preguntamos si es posible hacerlo y que tan dificil es. Nos hacemos las preguntas equivocadas al punto de sentir que no somos capaz de hacerlo y preferimos desistir de un gran objetivo. La clave está en decidir primero y actuar con certeza absoluta de que va a suceder. Cuando te decides de verdad a que algo suceda el cómo aparece, tu mente entiende que el único camino es hacerlo posible.
  3. Nos enfocamos en el corto plazo: Casi siempre que tomes una decisión de verdad, en el corto plazo vas a sentir que no está funcionando, pero para tener éxito vas a requerir enfocarte en el largo plazo. Muy a menudo el enfocarnos en resultados en el corto plazo resulta en problemas en el largo plazo.

¿Como sabes cuando has tomado una decisión de verdad?

Cuando tomas acción.

Así que NO… de nada sirve hacerse promesas en la noche antes de dormir diciendo que el día de mañana será diferente. Levántate de la cama y toma una acción congruente. Sin acción la decisión carece de poder.

Sabes cuando tomas una decisión de verdad porque sientes un gran alivio.

¿Cómo tomar mejores decisiones?

  • Toma decisiones seguido (y cumplelas siempre).
  • Aprende de tus decisiones
  • Si no funciona cambia tu enfoque, no cambies tu decisión.
  • Disfruta de tomar decisiones
  • No gastes un año micro-analizando las mismas cosas una y otra vez, inscríbete al gimnasio de una vez.

Y ahora… ¿como haces para que tus decisiones sean en verdad duraderas y no se queden en un simple impulso del momento?

3. Aumenta El Dolor y El Placer

Se lo que se siente querer hacer cambios extraordinarios en tu vida solo para que una semana o un mes después pierdas toda convicción sobre lo que haces y el por qué lo haces, todo se viene abajo y acabas de perder unos cuantos días de esfuerzo.

Si se trata de intentar cambiar tu vida y fallar cada vez, rendirse cada vez y volver a empezar, ese soy yo (lo que no me hace sentir muy orgulloso)...

Sin embargo, de una u otra forma empezaba una y otra vez, en mi mente era mucho más doloroso y bajo no intentarlo (aun así sintiera que no iba a funcionar de nuevo) que simplemente conformarme con cómo estaban las cosas.

...pero algo le faltaba a esa ecuación, sentirme mal por no intentarlo no era suficiente para mantenerme constante.

Y entonces llegó Tony Robbins:

Tony Robbins dice que hay 2 fuerzas que rigen todo lo que hacemos: El dolor y el placer.

Todo lo que tu y yo hacemos, lo hacemos por la necesidad de evitar dolor o por nuestro deseo de obtener placer.
— Tony Robbins

Es por esta razón que solemos evitar arriesgarnos con sueños grandes que lucen imposibles: porque vinculamos mucho más dolor a la idea de perder y no ser capaces... que placer a la idea de ganar (al orgullo que sentirás, tu autoestima y la idea de saber que estás viviendo tu vida como la diseñaste).

Todos los días nuestra mente lleva a cabo estas negociaciones internas entre dolor y placer que finalmente terminan definiendo lo que haces y lo que no haces.

¿Cuando logras cambios duraderos verdaderamente?

  • Cuando asocias más dolor a la idea de no cambiar que a la idea de perder tu tiempo y esfuerzo intentándolo.

  • Cuando asocias más placer a la idea de cambiar que a la idea de quedarte en el mismo lugar.

Aun cuando la idea de no ser capaz de cambiar y de sentirte frustrado te genere dolor y rabia contigo mismo, la comodidad de no intentarlo también te genera cierto placer… porque la verdad es que intentar obtener lo que quieres muchas veces significa renunciar a tu comodidad y al placer en el corto plazo.

La fórmula del cambio duradero se vería así:

Cambio duradero= Vincular dolor masivo a la idea de no cambiar ahora mismo+ Vincular un gran placer a obtener lo que quieres en el largo plazo  (puedes agregarle hacerlo divertido)

 

Tip: nos esforzaremos mucho mas por evitar dolor que por ganar placer, así que enfócate en vincular un gran dolor a la idea de no cambiar, de no lograr lo que quieres. Tu mente asimila mucho más fácil el dolor que le inyectas que el placer de algo que está en el futuro y que todavía no conoces.

(Es por eso que la publicidad que hacen sobre las normas de tránsito suelen enfocarse en terribles accidentes y no en lo lindo que se siente viajar sin problemas… la idea de estar en un terrible accidente es lo que cambia tu forma de manejar)

Esto no significa que te olvides del placer, claro que no, es la mejor parte de todas, pero tienes que hacer del dolor un aliado más si quieres cambiar de verdad.

Vincula Dolor Masivo a la idea de No Cambiar

Hazte preguntas que te permitan identificar todo lo que te está costando no tomar acción ahora mismo y no cambiar, cuanto te cuesta no ir por lo que quieres y responde con toda tu fuerza:

  1. ¿Cual es el precio de no cambiar ahora mismo?
  2. ¿Cuanto va a costarte financieramente?
  3. ¿Cuánto te costará en términos de tus relaciones?
  4. ¿Cuánto le costará a tus seres queridos si no cambias?
  5. ¿Cuánto te costará en términos de tu autoimagen?
  6. ¿Cómo te hace sentir la idea de no cambiar?

Vincula Un Gran Placer a la Idea de Cambiar

Cual seria la recompensa si cambias y obtienes lo que quieres?

  1. ¿Te sentirás realmente en control de tu vida?
  2. ¿Subirías a un nuevo nivel de confianza?
  3. ¿Te sentirás más vital, más saludable?
  4. ¿Cómo se verían tus amigos y relaciones?
  5. ¿Cómo se verían tus finanzas?

Genera un verdadero cambio

La forma en la que puedes condicionar este nuevo cambio es por medio de la repetición y la intensidad emocional:

  1. Visualiza todas las situaciones que describiste con tus respuestas.
  2. Inyéctale una gran intensidad emocional.
  3. Repite una y otra vez.

No obstante el alcance de lo que tú consideres que puedes o no hacer esta ligado a tus creencias y convicciones, así que vamos a ver cómo tomar el control.

4. Toma el Control de Tus Creencias

Ya sabes como usar el dolor y el placer para lograr lo que quieres, lo siguiente expandir eso que tu quieres y que puedes hacer tomando el control de tus creencias.

¿Por qué?

Porque de las creencias que tú tienes sobre ti mismo y el mundo depende lo que tu creas que eres capaz de hacer.

¿Qué son las creencias?

La mayoría de las creencias son generalizaciones sobre nuestro pasado, basadas en nuestras interpretaciones de nuestras experiencias.

¿Por qué crees en lo que crees? Tu mente genera creencias para facilitar la forma en la que vives, tus experiencias le dicen a tu mente lo que es bueno, lo que es malo, lo que es doloroso y lo que es placentero y hasta en que eres bueno y en que eres “malo”.

Es por esta razón que las creencias tienen el poder de crear así como el poder de destruir.

Una vez aceptadas nuestras creencias se convierten en comandos incuestionables y tienen el poder de expandir o destruir nuestras posibilidades.

El problema que tenemos es que muchas de las creencias que tenemos son malinterpretaciones de las experiencias que tuvimos:

  • Alguna vez te dijeron que no eras muy inteligente y te lo creíste
  • Te dijeron que eras penoso y te lo creíste
  • Te dijiste a ti mismo que no eras capaz y te lo creíste

Lo que es solo es si tú así lo crees.

Toma el control de lo que significan las cosas para ti

¿Has visto cómo las personas reaccionan de forma diferente ante las cosas que suceden?

Cuando un reto muy grande llega y puede volverse realmente negativo si no lo solucionas ¿cómo reaccionas? Algunos se desesperan, otros se detienen a pensar, otros se ríen y se emocionan, otros se enojan y buscan un culpable.

¿Porque sucede esto? Porque cada uno de ellos tiene un interpretación diferente lo que les sucede y por qué les sucede y muchos de ellos no son conscientes de esa interpretación.

Es por ello que el primer paso que debes tomar es ser consciente del significado que le das a las cosas y empezar a elegir uno que te abra posibilidades.

¿En qué crees?

Lo más importante en este punto es que seas consciente de las cosas en las que crees y por qué crees en ellas.

1. Primero vienen las creencias globales que son las creencias que tienes al respecto de tu relación con:

  • El dinero
  • Las personas
  • El trabajo
  • La vida
  • Y contigo mismo (tu identidad)

Así que empieza a escribir cuales son las creencias que tienes en este momento sobre cada uno de estos puntos.

¿Qué es la vida para ti?: la vida es dura, la vida es un juego, la vida es un campo de batalla, la vida es un escenario, la vida es una mera ilusión, la vida es un regalo.

2. Después viene el conocer la interpretación, el significado que tiene para ti esa creencia, porque de la interpretación depende todo.

Voy a darte un ejemplo de una creencia que tenía que se suponía era muy empoderante pero que sin darme cuenta me estaba saboteando:

“No importa cuantas veces tenga que intentarlo, siempre puedo empezar de cero.”

La interpretación que le di: Puedo darme el lujo de fallar porque siempre puedo empezar una vez más. Así que empezaba constantemente una y otra vez.

No fue algo intencional y ese es el problema, tienes que saber que significa para ti o tu subconsciente se encargará de darle el significado que menos dolor le genere.

Lo siguiente que hice fue reformular mi creencia:

“Siempre puedo intentarlo una vez más, siempre con la certeza absoluta de que voy a tener éxito”

¿Cómo cambiar una creencia que no funcione para ti?

  1. Genera duda sobre la creencia que quieres cambiar
  2. Asocia dolor a la creencia anterior
  3. Asocia placer a tu nueva creencia

¿Cómo fortalecer tus nuevas creencias?

Tus creencias están soportadas por experiencias, entre más experiencias tengas que soporten tus creencias más fuerte será tu convicción.

La ventaja que tienes es que tu cerebro no distingue entre lo que imaginas y la realidad, es por esto que puedes tener miedo de algo con solo imaginarlo, no tiene que ser real ( o la razón por la que disfrutas de tus fantasias).

Así que el siguiente paso es ponerle patas a tus creencias, decir por qué tu nueva creencia es real, por qué funciona, por qué es poderosa y te va a llevar a un nuevo nivel. Entre más patas le pongas más fuerte será tu convicción.

5. Cambia Tus Preguntas

Una de las principales razones por las que llegamos a sentirnos abrumados y sin salida es porque nos estamos haciendo preguntas limitantes y desempoderantes.

Preguntas como:

  • ¿Por qué está sucediendo esto?
  • ¿por qué a mi?
  • ¿Cómo fue que sucedio esto?
  • ¿y ahora que voy a hacer?

¿Te sientes identificado? Yo también...

Este tipo de preguntas hacen que te enfoques en el problema y en las todas las consecuencias negativas en las que puedas pensar. Las preguntas equivocadas te harán sentir limitado y desesperanzado, harán que sientas que no importa lo que hagas el problema siempre será demasiado grande para ti.

Tus preguntas determinan tus pensamientos, es por ello que la calidad de las preguntas que te hagas determinarán la calidad de tus respuestas y por ende tu calidad de vida.

3 Efectos Inmediatos de Las Preguntas

 

1. Cambian tu enfoque y la forma en la que te sientes: las preguntas tienen la cualidad de que cambian tu enfoque, las preguntas son la forma en la que tu cerebro aprende y cuando haces una pregunta todo tu cerebro se enfoca en encontrar una respuesta.

Si te preguntas ¿por qué me siento tan mal? Adivina cómo te vas a sentir, mal.

Si te preguntas ¿Qué razones tengo para sentirme agradecido hoy? vas a sentirte con suerte y te darás cuenta de que tienes más oportunidades de las que creías.

Las preguntas tienen la capacidad de cambiar la forma en la que te sientes, así que hazte preguntas empoderantes.

2. Te permiten ver lo que no veías: Cuando te haces una pregunta es cómo utilizar una lupa sobre el mundo. Puedes ver cosas que antes no veías y que suceden frente a ti sin darte cuenta.

¿Por qué no las ves? Todo depende de en donde pones tu atención. Tu mente no puede enfocarse en todo a la vez así que prioriza lo que considera más importante y borra lo que no es tan importante.

Cuando cambias tus preguntas cambia la prioridad y empiezas a ver cosas que no veías antes.

3. Te permiten acceder a nuevos recursos: Depende de la pregunta que hagas vas a descubrir recursos diferentes.

Si te preguntas ¿cómo puedo lograr finalizar este proyecto en 30 días? Empezarás a pensar en los recursos que te permitirán terminarlo en ese periodo de tiempo.

Pero si te preguntas, ¿Cómo puedo terminar ese mismo proyecto en 7 días logrando los mismos resultados? Probablemente pienses en recursos diferentes que no veías antes porque no tenías la misma urgencia.

Si tienes un problema en tu negocio y te preguntas ¿cómo llegué a este punto? Probablemente culpes a la economía…

Pero si te preguntas ¿cómo puedo usar este problema para impulsar mi negocio y salir mejor de lo que estaba? Las ideas y las soluciones que des pueden cambiarlo todo.

Cuando todos se estén haciendo las mismas preguntas, tú tienes que hacer preguntas diferentes.

Cómo Diseñar Preguntas empoderantes

1. Enfócate en que siempre hay una salida, solo tienes que encontrar la forma.

  • ¿Cómo puedo hacer dinero en esta crisis?
  • ¿Cómo puedo darle la vuelta a mi negocio resolviendo este problema?

2. Enfócate en preguntas cerradas y positivas:

  • No te preguntes ¿cómo me siento en este momento? Pregúntate ¿Por qué me siento genial ahora mismo? (este tipo de preguntas es genial para cambiar tus estados emocionales).
  • ¿Por qué me siento orgulloso de mi?
  • ¿Por qué me siento agradecido ahora mismo?
  • ¿Por qué me siento emocionado y energizado ahora mismo?
  • ¿Cómo puedo disfrutar de este proyecto haciendo lo necesario para tener éxito?
  • ¿Qué es genial acerca de este problema?

3. Enfócate en siempre aprender de las situaciones.

No importa que tan negativas parezcan las circunstancias, siempre busca aprender y crecer con tus experiencias.

  • ¿Qué puedo aprender de esto?
  • ¿Cómo puede esta situación hacerme una mejor persona?

Las respuestas son el resultado de las preguntas que te haces, una respuesta de calidad requiere de una pregunta de calidad.