El Poder Del Hábito: 7 Pasos Para Hacer Que Se Queden

 

Pensé durante unos cuantos minutos sobre cómo empezar esta publicación y tuve un pequeño dilema.

¿Empiezo con algo motivacional o con algo realista :O ?

Así que preferí empezar con algo transparente.

Cómo todo lo que quieres lograr en tu vida y sea duradero...

Hay una sola verdad y es que tienes que esforzarte por ello,

Poder del hábito.png
 

La creación de nuevos hábitos no es diferente, especialmente cuando son tus buenos hábitos los que pueden predecir el éxito que alcances.

No por que requieran esfuerzo quiero decir que sea imposible, por el contrario, la ciencia nos explica que una cualidad de nuestro cerebro es la neuroplasticidad, que en pocas palabras significa que podemos modificar nuestros comportamientos y adaptarnos a nuevas condiciones.

En resumen, podemos ser quien queremos ser, como James Altucher diría “podemos elegirnos a nosotros mismos”.

Tus hábitos luego tus acciones

¿Has escuchado el dicho “Nuestros actos nos definen”?, estoy completamente de acuerdo y sé que tú también.

No obstante, detrás de tus acciones hay demasiados factores: tu fuerza de voluntad, tu experiencia, tus valores, tus conocimientos y más.

Pero algo que solemos olvidar es que tomar acción también es un hábito, y por ‘tomar acción’ me refiero a la acción que sabes que debes tomar, no a cualquier acción.

¿Sabías que un 40% de lo que haces en tu día es puro hábito? Se siente como si fuera una decisión consciente, pero en realidad son tus hábitos los que terminan decidiendo por ti.

Solo piensa en cuántas veces te levantas por café por iniciativa propia y no porque de un momento a otro sentiste la necesidad. No es fácil dar una respuesta pero ya te haces a una idea de cómo funcionan.

Los 3 Componentes Para la formación de un nuevo Hábito

En su libro “The Power of Habit”, Charles Duhigg explica que la formación de un nuevo hábito tiene 3 componentes: una señal, la rutina y la recompensa.

La señal funciona como un gatillo, un desencadenante para que el comportamiento empiece a suceder, luego la rutina que es como tal el comportamiento automático  y al final una recompensa, que es la razón por la que se crea el hábito.

Explica que solemos enfocarnos en llevar a cabo la rutina pero que es en realidad la señal y la recompensa los que determinan el por qué sucede el hábito.

 

¿Estas listo para diseñar tus hábitos?

He preparado una plantilla GRATIS para que puedas diseñar tus hábitos paso a paso. Ingresa tu información y la enviaré a tu correo.

 

Cómo elegir el hábito correcto

Cómo pienso que eres una persona capaz de diferenciar entre lo que te hace bien o mal, no me molestaré en explicarlo, en cambio, hablemos de como elegir entre los muchos hábitos buenos que puedes desarrollar.

Si estás pensando en crear nuevos hábitos es porque estás buscando un cambio duradero en tu vida, quieres ser y sentirte mejor contigo mismo.

Creo (sí, creo, porque no tengo pruebas científicas al respecto lo siento) que la idea de crear nuevos hábitos no se trata de convertirte en otra persona sino en una mejor versión de ti mismo y para ello debes incluirte en la ecuación. ¿Cómo?

  • ¿Que te gusta?

  • ¿Quien quieres ser?

  • ¿Qué te emociona?

  • ¿Cuales son tus objetivos?

Crear nuevos hábitos se trata de empezar a elegirte a ti mismo.
— Diego Gómez

No te estoy diciendo que no medites porque no va contigo, que no hagas ejercicio porque no va contigo, se trata de hacerlo a tu manera, de una que te emocione y conecte contigo, con tu personalidad y que este alineada con tus objetivos.

Hay miles de formas de meditar, de hacer ejercicio, millones de libros que puedes leer, infinitas recetas que puedes intentar,

  • ¿cuál va más contigo?

  • ¿por dónde quieres empezar?

3 reglas para crear un hábito

Puede que sean más o menos, no sé. Lo que sí sé es que tus probabilidades de crear el hábito que quieres aumentarán si tienes presente estas 3 reglas:

1. Un hábito a la vez: Yo se que es tentador querer cambiar toda tu vida de un día para otro, yo también lo intenté, especialmente al inicio de cada año nuevo, fue fracaso tras fracaso.

Es bastante sencillo. Tienes una gran cantidad de comportamientos programados en ti ahora mismo, si tratas de cambiar varios de la noche a la mañana es como ir al gimnasio por primera vez y ejercitar todos tus músculos a la vez. Al día siguiente no podrás seguir el ritmo, tienes que empezar desde abajo para poder subir.

Eso no significa que no puedas empezar a cambiar tu vida desde ya, porque si puedes.

2. Práctica diariamente: puede sonar obvio pero no lo es. Empieza a un ritmo que te permita repetir tu habito día tras día. No te saltes días. En el momento en el que dejas de practicar diariamente tu habito tus comportamientos anteriores recobran impulso.

No quiere decir que no puedas descansar un día cada cuantos días, lo que si te digo es que va a requerir más tiempo establecer un hábito si empiezas a abrirle espacios a tu defensa.

3. Un 1% más a la vez: un poco a la vez gana la carrera. Si quieres que un nuevo hábito se quede contigo tienes que empezar de a poco. Si desde el primer día empiezas a tu 100% al día siguiente vas a quedar un poco por debajo y así sucesivamente hasta que no puedas más. 

Empieza suave y ve subiendo un poco cada día. Los pequeños incrementos eventualmente te llevarán a la cima.

7 Pasos para la creación de un nuevo hábito

Crear un nuevo hábito puede ser tan sencillo como elegirlo y llevarlo a cabo todos los días sin falta. Sin embargo, existen ciertos tips que pueden ayudarte a no quedarte a la mitad del camino y acelerar la velocidad a la que empieza a quedarse impreso en ti.

1. Elige tu hábito: ¿Cuál es el hábito que quieres crear?

2. Sé específico: Si quieres leer todos los días, cuánto tiempo vas a leer?, que vas a leer? Si vas a hacer ejercicio, cuanto tiempo harás ejercicio? Cuál será la rutina que seguirás?

Ser específico te ahorra tiempo y espacio mental pues no tendrás que estar pensando en esto todos los días. Entre menos fricciones tengas para empezar mucho mejor.

3. Elige tu  por qué: ¿Por qué lo estás haciendo? Este es el pegamento que te mantendrá en el camino hasta la meta. Haz que sea emocionante, que valga la pena, que cuando escuches tu "por qué" no puedas evitar sentirte motivado.

4. Elige un cuándo: Los hábitos se establecen más rápido cuando los haces a la misma hora. Elige una hora en el que puedas llevar a cabo tu práctica diaria sin inconvenientes.

5. Reconoce el esfuerzo necesario: Una de las razones por las que solemos rendirnos a mitad del camino es porque pensamos que tal vez era más fácil y en el momento en el que empezamos a ver obstáculos nos desanimamos.

Se realista desde el principio, SI, realista! Porque no siempre va a ser sencillo pero igual vas a tener que encontrar formas de llevarlo a cabo. Se consciente del esfuerzo que va a requerir de tu parte y empieza, de esta forma cuando tengas que ir un poco más allá ya estarás listo mentalmente para aceptar el reto.

6. La recompensa: ¿Que vas a regalarte a ti mismo por completar tu reto diario?, reconócete tus victorias diariamente. No tiene que ser algo complejo, una sonrisa basta, unas palabras a ti mismo bastan, pero asegúrate de reconocer esos esfuerzos, tu mente te lo agradecerá.

Recuerda que la recompensa es uno de los componentes del hábito, puedes ser todo lo creativo que quieras.

7. Monitorea tu progreso: Lo que no se monitorea no se lleva a cabo. Usa un calendario en el que día tras día puedas poner una ‘X’ y ser consciente de tu avance.

A medida que pasan los días esas ‘X’ se convertirán en una cadena que no querrás romper. Es una buena forma de mantener la motivación.

 
 

66 días hacia tu nuevo hábito

Chequeo de realidad: Olvídate de la regla de los 21 días.

Un estudio estimó que un hábito podría tardar en establecerse entre 18 y 254 días en establecerse, con un promedio de 66 días.

El tiempo en que un comportamiento se hace automático en ti tiene muchos factores. Depende tanto del hábito que quieres crear como de los que ya tienes.

No obstante, 66 días es una marca mucho más acertada que 21 días. 

De 21 en 21 funciona

No vas a crear un hábito en 21 días, pero algo que me ha funcionado es crear retos de 21 días, completarlos y volver a empezar otro. De alguna forma llegar a esa meta más rápido es muy satisfactorio y renueva tu confianza en ti mismo para empezar de nuevo.

 

¿Qué hábito quieres empezar a practicar?