Identifica Tu Prioridad: Cómo Saber Que Deberías Hacer Ahora mismo!

 

 

Hay días en los que simplemente no tienes ni idea de por donde empezar, a veces tienes demasiadas opciones y no sabes cual es la mejor y a veces tu cabeza esta tan en blanco que ni una ducha caliente sirve de inspiración.

Así que voy a enseñarte como identificar que es exactamente lo que tienes que hacer ahora mismo, incluso si esta resulta ser tu ultima lectura de la noche.

 

La técnica que te voy a presentar el día de hoy se llama “Planeación al presente” o “planeación en reversa” y es usada por emprendedores de alto nivel como una de sus claves para la planeación efectiva de sus días.

1. De Grande a Pequeño a Accionable

Una de las razones por las que las personas dejan de perseguir grandes objetivos es porque no fueron capaces de conectar todos los puntos necesarios para alcanzarlos.

Todo objetivo, no importa que tan grande, irreal o ambicioso, empieza con un pequeño paso en el presente. Todos se traducen en acciones que debes llevar a cabo ahora mismo enfocadas a alimentar ese gran propósito. El problema está en que las personas no saben conectar los puntos y cuando ven un gran sueño lo ven completo y difícil de alcanzar.

2. La Planeación al Presente

La planeación hacia el presente es una técnica muy sencilla pero increíblemente poderosa para alinear tu propósito con tu prioridad para saber que puedes hacer ahora mismo.

Este método de creación de objetivos se enfoca en ir hacia atrás para planear tus días. Empiezas en la línea de meta y de ahí corres en reversa hacia el presente.

Ten esto muy claro...

Lo que tengas que hacer aquí y ahora depende casi que completamente de tu propósito. Si tu propósito cambia, tu prioridad cambiará también. Tu propósito es el norte y la prioridad es el próximo paso que puedes tomar ahora mismo para acercarte a él y por esta razón es que es tan importante que tengas claridad sobre lo que quieres.

Si tu propósito cambia tu prioridad cambiará también.

Así que voy a enseñarte como con un ejemplo:

Hagamos de cuenta que mi propósito financiero en la vida en este momento sea tener una empresa que me genere 1 millón de dólares al año. No sé todavía cuando será eso, así que a ese objetivo le llamaremos: Objetivo de algún día.

Otro objetivo de este ejercicio es también el de identificar una fecha real para tus grandes objetivos. A lo que no le pones fecha se expande indefinidamente (y nunca lo haces ¿verdad?).

 

OBJETIVO DE ALGÚN DÍA
¿Cuál es la UNICA COSA que quiero hacer algún día?

Tener una empresa que genere 1 millón de dólares al año

OBJETIVO A 5 AÑOS
Basado en mi objetivo de algún día,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer en los próximos 5 años?

Tener una empresa con gran reconocimiento que este generando mínimo medio millón de dólares al año

OBJETIVO A 1 AÑO
Basado en mi objetivo de 5 años,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer en el próximo año?

Que mi empresa haya generado 50.000 dólares este año

OBJETIVO A 6 MESES
Basado en mi objetivo de 1 año,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer en los próximos 6 meses?

Tener conexiones y convenios con grandes empresas de mi sector

OBJETIVO A 1 MES
Basado en mi objetivo de 6 meses,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer en el próximo mes?

Terminar el diseño mi primer producto o servicio

OBJETIVO A 1 SEMANA
Basado en mi objetivo de 1 mes,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer en la próxima semana?

Crear mi empresa

OBJETIVO A 1 DÍA
Basado en mi objetivo de 1 semana,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer HOY?

Saber cuales son los requisitos para crear empresa

AHORA MISMO
Basado en mi objetivo de 1 día,
¿Cuál es LA ÚNICA COSA que puedo hacer AHORA MISMO?

Llamar a Luis!

 

¿Tenía que hacer todo eso para saber que al final lo primero que debía hacer era llamar a Luis? Claro que si.

Si no empiezas de adelante hacia atrás puede que te saltes puntos importantes y cuando te los saltas quedas en un limbo porque no sabes cual es el siguiente paso.

Ahora, olvídate del ejercicio que hicimos.

Pregúntate: ¿Que es lo más importante que debes hacer aquí y ahora teniendo en cuenta que tu propósito financiero es tener una empresa de 1 millón de dólares?

¿La respuesta sería Luis? Lo dudo mucho. Solo llegue a esa respuesta porque fui uniendo los puntos en orden. Si no los hubiera unido de esa forma se me vendrían a la mente muchas respuestas pero no no sabría de donde ni porque es lo que debo hacer.

 3. ¿Cuál Es Mi Propósito?

Este es un punto en el que me enfoco mucho porque he encontrado que es muy común que las personas y emprendedores no sepan el suyo, y la verdad es que no es fácil si no entiendes de que se trata. Te lo digo porque durante varios años no tenia la más remota idea de cual era el mío.

Voy a terminar por advertirte:

No necesitas tener un propósito para crear los resultados extraordinarios que buscas, pero cuando lo encuentres todo tendrá más sentido, y si, hará toda la diferencia.

Así que para acelerar tu proceso aquí te dejo dos publicaciones que te ayudarán a definir tu camino rápidamente y a entender como funciona:

¿Qué es lo que debes hacer ahora mismo? Comenta!