MÉTRICAS DE LA VANIDAD Y MÉTRICAS ACCIONABLES: Cómo Predecir Tu Impacto

 

 

El objetivo principal de la creación de métricas e indicadores no es el de mostrarnos simplemente un resultado sino el de ayudarnos a tomar decisiones que impacten positivamente el crecimiento de nuestro negocio...

Pero muchas veces nos fijamos únicamente en métricas que nos hacen sentir bien, métricas que se ven bonitas pero que no nos indican cómo debemos proseguir.

 

Otras veces simplemente no definimos ningún tipo de métrica pensando que nuestro negocio no es lo suficientemente grande todavía como para invertir tiempo en ello.

Sin embargo, debes aprender a diseñar experimentos que te permitan medir el impacto de tus decisiones y saber cómo está escalando tu negocio desde el principio.

Las Métricas de la Vanidad

Las métricas de la vanidad son estadísticas que se ven bien en una gráfica pero que no significan nada importante, no te ayudan a tomar decisiones y su única función es hacerte sentir bonito.

“Las métricas de la vanidad se ven bien en una gráfica pero no significan nada importante, su única función es hacerte sentir bien”

Un ejemplo puede ser el número de seguidores que tienes en tu cuenta de Facebook o Instagram. Puede que tengas una gran cantidad de personas siguiéndote pero ese número por sí solo no va a decirte nada. Ciertamente no es malo que tengas una gran cantidad de seguidores, eso dice algo sobre tu negocio… pero no sabes qué, hasta el momento es solo un número que sirve para hacerte sentir bien.

El problema es que muchas veces enfocamos nuestra energía en hacer seguimiento a este tipo de métricas que en realidad no nos dicen nada.

Las Métricas Accionables

Por otro lado, las métricas accionables son aquellas que te ayudan a tomar decisiones rápidas pues te indican claramente una relación causa y efecto entre lo que estás midiendo.

Una métrica accionable debe ser capaz de decirte si las acciones que estás tomando están teniendo un efecto positivo sobre las variables que estás midiendo. Uno de los Ejemplos más comunes es el caso de las Pruebas A/B, en las que por medio de un experimento evalúas, al mismo tiempo, 2 versiones de un mismo producto para ver cual se desempeña mejor. El resultado te permite tomar acción rápidamente sobre qué versión funciona mejor.

Las Metricas accionables son las que te ayudan a medir el impacto de tus acciones y a tomar decisiones para mejorar lo que mides.

Otra métrica de la vanidad que puede a sorprenderte pueden ser los ingresos mensuales. Si los ingresos de los últimos meses han venido aumentando es porque hay algo que está funcionando bien en tu empresa, pero estas cifras no te están dando información sobre cómo actuar ni como mejorar lo que ya vienes haciendo.

Si tomas otra métrica, por ejemplo: Ingreso promedio por cliente y te das cuenta de que ha venido disminuyendo en los últimos meses, esto puede decirte que tus clientes están aumentando pero que están comprando menos. Esta ya es información más relevante que puede darte una idea de donde puede estar el problema y por ende darle una solución.

¿Cómo Diseñar Métricas Accionables?

Antes de empezar a monitorear un conjunto de métricas, debes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué es tan valiosa esta métrica?

  2. ¿Qué significa está métrica?

  3. ¿Qué acciones puedo tomar sobre ella?

No se trata de crear métricas solo para ver cómo se comporta tu negocio, lo importante es que te den información valiosa que sepas entender y sobre la que puedas tomar acción.

Las Métricas van de la mano con tus objetivos

Otra cosa que debes tener en cuenta es que las métricas que diseñes deben ir de la mano con los objetivos de tu empresa. Si tu empresa está apenas en su infancia puede que tus objetivos vayan más enfocados al posicionamiento de marca.

Si lo analizamos desde el punto de vista de la edad de tu empresa tus prioridades podrían verse así:

Infancia: Tráfico web, Seguidores, Suscriptores, Comentarios, Testimonios, Validación de productos y servicios.

Adolescencia: Ventas, Rentabilidad, Tasa de Conversión, Satisfacción del Cliente

Adultez: Utilidades, Ingresos por cliente, Costo de bienes vendidos, Tasa de cancelaciones o devoluciones.

Teniendo en cuenta esos objetivos es que debes establecer métricas accionables que te permitan tomar decisiones rápidas para seguir creciendo tu negocio.

Si quieres aumentar tu trafico web puedes enfocarte en una métrica que te diga cuales son las páginas más visitadas de tu sitio, esto te permitirá optimizar mejor esas páginas para que vendan mejor sin necesidad de enfocar tu atención en todas tus páginas.

Finalmente las métricas que diseñes deben permitirte enfocar tu atención en los puntos de tu empresa que mayor impacto tienen, entre mejores sean tus métricas menos tiempo gastaras enfocando tus esfuerzos en lugares que no tienen ningún valor estratégico.

Métricas Accionables En La Vida

Así como en tu empresa o emprendimiento, puedes usar métricas sencillas pero poderosas para mejorar tu productividad personal, tu educación y tu éxito.

  • ¿Que tanto tiempo eres capaz de permanecer enfocado la misma tarea?
  • ¿Que cantidad de tiempo inviertes en tareas que no deberías hacer?
  • ¿Cuales son tus actividades de mayor valor y cuanto tiempo inviertes diariamente en ellas?
  • ¿Cuantos hábitos positivos tienes con respecto de tus hábitos negativos?

Estos son solo unos cuantos ejemplos de preguntas que puedes hacerte para medir tu propio desempeño… no se trata de tener indicadores para todo, la idea no es que tengas una vida a la medida pero sí que enfoques tu atención donde es más importante para ti, tu tiempo es demasiado valioso.

¿Qué métricas estás usando para escalar tu negocio y tu productividad?